Red Uruguaya de ONG´s Ambientalistas

 Asociación civil de segundo grado fundada en el año 1990

Noticias

El caso del Ã?rea Protegida Francois Margat.

Posted by redambiente on September 26, 2017 at 8:00 AM

¿Existe la conservación de la naturaleza en Uruguay?

El caso del Área Protegida François Margat. De cómo la desidia de los tomadores de decisiones puede desmotivar la participación ciudadana.

Emanuel Machín, Setiembre, 2017



La propuesta del Área Protegida


El año 2010 fue testigo del comienzo de una idea muy novedosa para la ciudad de Canelones. Durante ese año comenzó a gestarse un programa a cargo de vecinos para recuperar y proteger una pequeña zona natural de gran relevancia que se denominó, “Área Protegida François Margat (Parque Natural Metropolitano)”. Básicamente era un plan piloto para cuidar la cuenca del Río Santa Lucía (1)

La idea floreció a partir del aumento de las plantaciones de soja, del crecimiento de la ciudad sin planificación y de la excesiva tala de bosque nativo sin ningún tipo de control. Aparte, la zona propuesta a proteger fue y sigue siendo el último relicto natural en las inmediaciones de la ciudad Canaria y tiene como eje principal el arroyo Canelón Chico. Este cauce fluvial es extremadamente importante ya que la calidad de su agua repercute directamente sobre los esfuerzos que invierte OSE para potabilizar el agua destinada a 2 millones de habitantes (2).

Previo a la presentación formal del informe, las autoridades competentes fueron consultadas y se comunicaron las principales líneas que se querían abordar. El entonces Secretario General de la Intendencia de Canelones Yamandú Orsi, la Alcaldesa del Municipio Canario Mabel Curbelo e integrantes de la Dirección de Gestión Ambiental de la Intendencia, vieron con muy buenos ojos las aspiraciones que se pretendían alcanzar.

El proyecto fue enviado a los responsables de la Intendencia de Canelones y al Municipio Canario el 26 de febrero de 2013 y fue presentado a la comunidad local el mismo día. La recepción que tuvo fue inesperada y el tema comenzó a rodar por el imaginario público. El Área Protegida François Margat pasó a ser un idilio de muchas personas.

Además, la propuesta del área protegida comenzó a cobrar aún más relevancia después de un evento que catapultó el interés de la opinión pública sobre la calidad de agua a una escala sin precedentes en nuestro país. A principios de marzo de 2013 el agua que brindaron las canillas de Montevideo y gran parte de la zona metropolitana aledaña, era turbia y con un aroma que advertía sobre la carencia histórica de regulación ambiental que el país tiene y había tenido.

Cabe destacar, que parte de la zona de Margat es un fragmento del extenso bosque ribereño que abraza a la cuenca del río Santa Lucía y que oficia como filtro natural en la depuración de su agua.

La participación ciudadana al mismo tiempo y durante los siguientes tres años se sucedieron actividades de una forma extraordinaria a cargo de la comunidad local para impulsar la propuesta del área protegida.

Se concretaron y se llevaron adelante reuniones, talleres y entrevistas personales para el intercambio de ideas con integrantes clave de la comunidad (tomadores de decisiones, propietarios, productores y profesionales). Entre ellas se pueden destacar las presentaciones realizadas sobre el proyecto a todos los directores de los centros de enseñanza del entorno cercano.

Se presentó la propuesta en congresos nacionales e internacionales y se confeccionó una variada lista de informes técnicos y de divulgación. Además, tras generar diversos documentos gráficos y creativos de divulgación, se generó un compromiso desinteresado por parte de numerosos medios de prensa local y nacional.

Se recopiló información histórica y cultural de la zona, incluyendo diferentes hitos de la vida de Pierre Margat, uno de los primeros naturalistas en arribar a nuestro país.

Se generó un espacio para visitas técnicas donde estudiantes y profesionales de todo el país tuvieron la oportunidad de conocer e indagar en este tipo de sitios tan vulnerables y con cambios profundos a corto plazo.

Se realizaron limpiezas comunitarias con apoyo de vecinos y grupos Scout de Uruguay.

Asimismo, se confeccionaron y se colocaron carteles de indagación en el antiguo camino real referidos a nuestra flora y fauna, único sector público del área.

Se conformó el Grupo de Observadores de Aves de Margat (GRUMAR), que realizó diferentes actividades y recorridas por la zona junto a grupos interesados como Aves Uruguay.

Asimismo, el grupo participó en el conteo de aves del lugar atendiendo a proyectos internacionales.

Se llevaron a cabo muestreos de la biodiversidad adicionales al trabajo original, gracias a la colaboración del grupo InvBiota y el Departamento de Ecología y Evolución de la Facultad de Ciencias.

Se colaboró en el desarrollo de una tesis sobre paisajismo de un estudiante de posgrado de la Universidad de Oslo, Noruega. En ella se identificaron los usos indebidos de la tierra y se propuso un diseño para recuperar sectores degradados de la zona.

Se desarrollaron talleres sobre educación e investigación a través de la metodología “Enseñanza de la Ecología en el Patio de la Escuela” (EEPE), no solo con grupos de escolares y liceales, sino también con una gran cantidad de docentes, profesionales y actores claves de la comunidad. Las investigaciones de primera mano atendiendo a los ambientes naturales de la zona de Margat a través de esta metodología, pueden jugar un papel innovador y  revolucionario uniendo a estudiantes, docentes y naturalistas. La EEPE es aceptable y flexible, atractiva a las necesidades curriculares; es divertida, saca a los niños del salón de clases y no establece valores o paradigmas a priori. Por lo tanto la EEPE se puede convertir en una poderosa iniciativa que involucra a la gente común y corriente en conservación. La participación popular en la conservación es la única arma a largo plazo para combatir la destrucción de los recursos naturales. Sólo un público informado podrá tomar decisiones sobre sus propios recursos (3)

La desidia como respuesta

En la actualidad las acciones de la participación ciudadana dejaron de existir. El aparato burocrático y quienes lo timonean han sido los responsables directos de su desaparición. De una forma u otra supieron alejar a todas aquellas personas que se habían involucrado y comprometido con la idea. En medio del torbellino de actividades generadas iempre hubo un silencio absoluto de parte del Director de Gestión Ambiental de la Intendencia de Canelones, Leonardo Herou. En todas y cada una de ellas fue invitado él y su grupo de trabajo, y desde su entorno solo se desprendieron tímidas voces que han incurrido en la incredulidad, la ausencia de ética y la falta de compromiso de la dirigencia ambiental del gobierno canario. El lobby y el gasto de fondos públicos sin resultados tangibles, parecen ser sus únicas herramientas. Si la participación ciudadana constituye un bien fundamental para cimentar la conservación, no se le puede atribuir exclusivamente a ella la responsabilidad de proporcionar capacidades y cualidades para su desarrollo.

En este sentido, es preocupante y a la vez siniestro leer las declaraciones que el mismo Herou hacía a la prensa en julio de 2017 refiriéndose al asunto que nos atañe, “hay una historia, una sensibilidad y una organización local muy fuerte. Hay preocupación, hay organización de jóvenes, docentes y vecinos en general. Como es un área relevante (Margat), decidimos seguir por ahí, porque hay una movilización local interesante. Cuando vos tenés vecinos organizados y movilizados, se te allana el camino”.

Si no podemos con 500 ha, ¿cómo hacemos con el resto?

Entonces, teniendo en cuenta la falta de hechos concretos, además de la total y lamentable falta de interés en el tema por parte del gobierno local, se puede decir que la conservación de la naturaleza en Uruguay no existe. Cómo podría existir es la pregunta, si se desestimó la participación ciudadana y si la propuesta del Área Protegida François Margat contempla tan solo 500 ha entre predios públicos y privados. Después de 5 años los únicos protagonistas de esta novela burocrática han sido el lobby, los tejes y manejes y las debilidades de un sistema que no está a la altura de las consecuencias.

Sin ir más lejos y para darnos una remota idea sobre el escenario en el que estamos suspendidos, al instrumento de ordenamiento territorial generado para contemplar las áreas protegidas de Canelones se le dio el nombre de Sistema Departamental de Áreas Protegidas (SDAP), pero como la Dirección Nacional de Medio Ambiente no estuvo de acuerdo en llamarlo así, pasó a llamarse Sistema Departamental de Áreas de Protección Ambiental (SDAPA). Este simple cambio de nombre hizo perder un año entero para la aprobación de dicho instrumento (lanzado en 2013 y aprobado en 2016). ¿A dónde apunta este satírico hecho?

La magia del desarrollo sostenible.

La naturaleza de la zona de Margat está muy lastimada, muchas de las especies que habitaban el lugar dejaron un espacio vacío. Quienes se ocupan y promueven el “modelo desarrollista de sostenibilidad” aceptan y festejan este hecho (4). Pero lo que más confunde y sorprende es el cinismo y la complicidad de quienes asesoran a los tomadores de decisiones sobre las consecuencias de este crimen organizado. En general promueven el “desarrollo sustentable”, esa suerte de varita mágica de la que todos se aferran para asegurar que el futuro ambiental será mejor cuando se aplique esa receta de la que nadie aún pudo describir los ingredientes y, menos aún, la proporción en la que estos deberían mezclarse. Al "desarrollo sustentable” lo plantean no solo como un imperativo, una exigencia y una condición ineludible para la supervivencia humana, sino también como una meta a alcanzar. Lo que nadie explica es cuándo.

Y es por eso que la argumentación pierde peso y la pertinencia misma del concepto debe ser revisada (5). O´Connor lo llama “capitalismo sustentable” para que no existan confusiones en la caracterización objetiva del sistema en el que se está formulando dicha concepción.

Un presente que se diluye

La biodiversidad de Margat está en la cuerda floja. Su belleza y las redes que teje han sido una herramienta muy valiosa a la hora de transmitir la idea de la propuesta del área protegida. Hace algunos años, cuando las especies de Margat reflejaban la esencia de la vida y su esplendor, causaron un efecto favorable e idóneo para que muchos niños entraran en contacto con la  naturaleza. En este sentido, ciertas investigaciones han permitido entender que muchos ambientalistas atribuyen su compromiso a la combinación de dos circunstancias, “muchas horas transcurridas en lugares silvestres en su infancia o adolescencia, y un adulto que les enseñó acerca de la naturaleza” (6)

Cierto es, que muchos de los que se comprometieron con la causa hoy en día duermen tranquilos por haber sumado un gran esfuerzo a esta enorme, continua y definitiva batalla contra la inmovilidad burocrática que a menudo no permite el florecimiento de increíbles esfuerzos individuales y grupales. No obstante y sin perder el yugo, es imprescindible aclarar que los conocimientos adquiridos y la nueva mirada que tienen hoy en día muchos de los habitantes de Canelones, posibilitará la continua y atenta observación de los cambios que se generen sobre el ambiente, que en definitiva es el bien común de la humanidad.

Referencias bibliográficas

1- Área Protegida François Margat (Parque Natural Metropolitano). Machín et al., 2013.

2- Calidad de agua del Arroyo Canelón Chico (2011-12) e identificación de problemas ambientales. Aubriot et al., 2013.

3- El Gondwana. Educación Ambiental desde los patios escolares Andino Patagónicos. Belloli, 2007.

4- Bailando en tierra de nadie. Hacia un nuevo discurso del ambientalismo. Campagna, 2013.

5- Los mitos del medio ambiente. Mentiras, lugares comunes y falsas verdades. Federovisky, 2012.

6- Más allá de la ecofobia - poniendo el corazón en la educación natural. Sobel, 1993

Categories: None

Post a Comment

Oops!

Oops, you forgot something.

Oops!

The words you entered did not match the given text. Please try again.

Already a member? Sign In

0 Comments

GTM-NNTG77